domingo, 8 de agosto de 2010

video



“He reflexionado como, cuando y de que forma debo poner fin a todo esto. Cree este blog, con la finalidad única de mostrarle al mundo entero como late un corazón enamorado de una mujer maravillosa. Como la felicidad de una persona va en aumento, como se completa a un ser humano con otro ser humano y como se logra transformar un músculo inerte, congelado, en el motor de una nueva vida llena de felicidad, entrega, amor y necesidad mutua.
Ya no creo en la justicia, que logra que las cosas sean como deben ser, ni en el "Final", ese que nunca llega, pues después de escuchar tantas veces aquello de "al final todo se arregla", he comprobado por mi mismo que, al contrario que este, ese final no existe.
He dejado de escribir en este blog, porque mi corazón ya no tiene nada que decir. Así de simple. He vivido mucho en estos meses de ausencia, demasiado de lo que no deseo, para mi gusto. Y cada experiencia me ha enseñado que por mucho que pase o deje de pasar, nunca nada podrá ser igual, o mantener el espíritu inicial y la voluntad inocente que impulso todos esos sentimientos que busco dentro de mí, y solo encuentro en mi memoria mas profunda. Casi en otra vida, de otra persona, que tuvo estos mismos ojos y estas mismas manos.
He escrito tres finales diferentes para esta última entrada, donde anteriores palabras dulces abundaban, los condicionantes también, y muchas vivencias de decepción, desengaño, frustraciones y mentiras, demasiadas para tenerlas en cuenta. Por eso me quedo con este, el mas aséptico de todos.”

...

Escribí esa entrada el 7 de Agosto del 2009, hace casi un año exacto, cuando los hechos eran tangibles, las decisiones firmes y mi persona estaba dejando de serlo para sumergirse en un letargo emocional del que no tenia la mas minima intención de rescatarme. Y entonces tu dijiste aquello de “recuperarnos los dos, pues somos nosotros los dañados y los perjudicados…”
Y claro, inconformista y terco como soy, ni pude ni supe dejar de intentarlo, aunque después, de nuevo, de la misma manera inevitable en la que las horas pasan, los días acaban y las noches eternas se comen mi existencia sin ti, terminamos por enésima vez llenándonos del espacio vacío que nos rodea cuando no estamos juntos.

Podría decir algo sobre la cantidad de meses que han transcurrido desde Octubre, y sin embargo sigo manteniendo la misma creencia que hace un año. No se. Hay entradas viejas, borradores sucios, palabras mezcladas con la lluvia que me acompaño desde la primera noche de fractura, hasta el último amanecer meses después. La música que me acompaño en cada entrada de este rincón ya no se escucha y al salir de mi garganta, mi voz no dice nada. Supongo que es mejor así.

Hace casi dos años, un buen amigo me dijo que dejamos entrar a las personas en nuestras vidas por o para que nos la faciliten; y que no deberíamos permitir a nadie que no tenga esa actitud o esa capacidad hacerlo. Nadie debería formar parte de nosotros mismos si es para complicarnos la existencia de una u otra manera. Cuando el me decía esto mirándome a los ojos, los míos sonreían como tu sabes que lo hacen recordando aquella frase susurrada en tu oído mientras nuestras piernas amanecían un domingo mas, enredadas como dos serpientes: “Tu me completas”.

Y es que de eso siempre trató todo esto, de completarse mutuamente o de entregarse con sinceridad, sin ni siquiera tener una motivación o un objetivo final para hacerlo; sencillamente porque si, porque se sentía así, porque dentro de uno mismo, como al borde de un acantilado, el impulso irracional e incontrolable te lleva a saltar, pero el egoísta instinto de autoprotección te lo impide. Y te das la vuelta. Y te vas.

El amor que cada uno puede dar, es afortunadamente distinto al que otro puede dar. Incluso el mismo al recibirse, se percibe de manera diferente. Yo sé qué sentías tu cuando volaba junto a tí, gracias a tí porque tu eras tu, cuando me estremecía antes de dormirnos arropandonos unicamente con nosotros mismos, el uno en el otro. Y sin embargo, a pesar de habernos quitado algunos miles, y habernos compensado entregandonos millones, seguiré pensando, aun con el ir y venir de esta vida y sus aconteceres, que el Amor es algo maravilloso, que hace que la vida cobre sentido y se ilumine por si misma; y que nadie es el Amor. Pues no existe el Amor, existen los que Aman.Y sonreiré cada mañana viendo salir el sol, pensando en que este día es otro día, y que las personas se completan si desean hacerlo.

Yo lo hice así. Yo lo sentí así. Y eso no hay silencio que lo esconda, palabra que lo silencie ni vacío que logre llenarlo.

Me queda muy poco por decir y mucho por sentir. Únicamente hacer saber a todas las personas que han seguido este blog, unas de manera anónima, otras siguiéndolo de manera publica y participando activamente tanto en los comentarios como a través del email, que les estoy eternamente agradecido y que jamás habría llegado a imaginar que los latidos que he podido compartir con ustedes hubieran tenido esa repercusión. Gracias a todos.

"Almost Lovers Always Do.."

P.D.: Felicidades Pelirroja. :)

miércoles, 16 de diciembre de 2009

Desde El Silencio...




Hace horas que no duermo, sin saber porque. A pesar de tener motivos de sobra para ello, desconozco qué hace que me mantenga despierto a esta hora silenciosa, del casi amanecer. Será el día, la noche, la cifra o el hermoso e inevitable recuerdo. No sé.
Aunque resulte difícil de creer de un tiempo a esta parte, "hermoso e inevitable" se han convertido en sinónimos de "recuerdo". Ni siquiera yo lo entiendo, y sinceramente, no quiero ni necesito hacerlo...

Desde el Silencio, solo quebrado por la fragilidad de esta canción, pienso en el valor de las Mujeres Valientes y en su valentía también. Solo veo un color en la cara oculta de mis ojos grises cada vez que parpadeo; y es puro fuego. Siento una calma y un silencio extremo unido a un sentimiento de paz y de armonía cada vez que respiro.
A veces las personas se ponen trabas para no lograr lo que se proponen y a veces se dan cuenta de que vencer es maravilloso. Cuando la victoria va unida, irremediablemente, a la felicidad común, a un proyecto conjunto. Porque la mayoría de las ocasiones, como ya he dicho muchas veces aquí, desear lograr la felicidad de la persona que uno ama, es hacerse feliz a uno mismo, y viceversa.

Tu que no existes, como tampoco lo hago yo. Cuando en realidad cada minuto que pasa, es un minuto más que has vivido, has sentido y has existido. Como también lo hago yo. Sin embargo, piensas, sabes, conoces, aseguras y Nada más. Y cuando la nada es lo único que te hace no pensar de manera distinta, o no desear o no necesitar, se convierte invariablemente en el todo, y entonces cada uno de esos minutos importa tanto como todos los demás, pues son lo que lograrán que el siguiente paso se dé en una dirección o en la opuesta.

¿Qué te hace distinta al resto de las mujeres que habitan este planeta? Duermes como una mujer, sueñas como una mujer, haces el amor como una mujer, ríes como una mujer, caminas moviendo tus caderas como una mujer, te emocionas como una mujer y tu corazón está protegido por tu pecho, exactamente como en las demás mujeres. Y late con la misma fuerza. Y sin embargo…

Eres Única.

Yo solo sé lo que mis ojos ven, lo que mis manos tocan y mis sentidos sienten. Y eso no es Nada. Te lo aseguro.

Ni siquiera la luz del flexo me acompaña esta noche. No quiero que esté.

Sonrío en el silencio y me siento extrañamente plácido. Me conozco.
Hay un vacío rodeándome, engullendo la presencia vacía que me acompaña.
Supongo que mi ausencia, acompañándote en mi lugar, me echará de menos.


"She takes just like a woman,
She makes love just like a woman,
And she aches just like a woman
But she breaks just like a little girl."



viernes, 27 de noviembre de 2009

?...




Son las cuatro y media de la mañana. Es Viernes.

En algún lugar dentro de mí, hay una respuesta que no sirve. Una pregunta que no haré. Y una sonrisa para ti.

En alguna parte que no necesito encontrar, existe un modo donde todas las explicaciones no sirven para nada, las miradas se hacen tiempo, y tu silencio son los besos que me regalaste.

Entre tu boca y la mía, hay un espacio vacío que vuela en soledad.

Junto a mis pecas duermen las tuyas y así, la Ilusión sincera se alimentaba de la paz que nos bebimos cada noche.

Quiero creer y no puedo. Quiero ganar pero no estoy luchando. Quiero amarte al anochecer, del mismo modo en que tu me amaste cuando salio el Sol.

Volver a ser yo, en Ti. Ser el reflejo de la luz en tus ojos brillantes por deseo, no necesidad, y viceversa. La llama que alimenta el fuego de tu pecho. El abrigo silencioso de nuestros cuerpos. El viento salvaje que nos mece complacidos. La lluvia que violenta nos empapa.

La Ilusión certera. La Intención real. Como mis manos. Las tuyas.

En algún lugar dentro de mí, hay una respuesta que no sirve. Una pregunta que no haré. Y una sonrisa para ti.

Son las cuatro y media de la mañana. Es Viernes.


"and wild is the wind..."


miércoles, 4 de marzo de 2009

La Valiente






La tranquilidad, el sosiego, la paz de espíritu inmensa que me llena cada vez que me la regalas sin pedir nada a cambio. Sin esperar nada de mí.
La sensación infinita de ti, de tu bien, de tus buenas intenciones y de tu sinceridad extrema, rodeando los ojos mas verdes que he visto en mi puta vida y que me transportan a un lugar conocido por mi antes, donde habitan las sonrisas, los besos, las caricias, el silencio cómodo, la cordura.

Ese lugar oculto para muchos, negado por más, y prohibido para mí.

Allí donde el ser humano que soy, y todo lo que ello representa se siente cómodo a pesar del desgarro inhumano, gratuito, injustificado, publico y punible que vivo en mis carnes, en mi corazón y en mi sentido común. Y que tú, consigues hacer desaparecer con una sonrisa, con una mirada calida, de esas tuyas, con un "ya?" que me hace respirar hondo de nuevo y sumergirme en la realidad inalienable de las personas de verdad. Las que piensan con el corazón, razonan con la cabeza y aman con cuerpo, mente y alma. Pues así es como se deben hacer las cosas. Como siempre se debieron hacer las cosas, y no a medias. A medias se deja de querer, a medias se deja de sentir, a medias se cree una mentira, a medias se desea una noche y a medias se pierden todas las demás.

Así aman las Mujeres De Verdad, las que echan el resto, las Valientes, las que no temen a lo desconocido y se enfrentan con los puños cerrados, llenos de realidad y de pasión ante las adversidades y una sonrisa llena de coraje en su corazón ante el destino incógnito del día de mañana, del "¿qué será?" del "¿donde estaré?", "¿qué será de mi?, del "¿qué quiero?". Así derriban las puertas que se cierran a su paso, así echan abajo sus muros de prejuicios, de incertidumbre. Así acaban por y para siempre con los escudos de sinsentidos que protegen su esencia, su verdadero Yo. Así, La Valiente supera sus baches, trazando de nuevo el camino a seguir por los sentimientos inevitables en todo ser humano que desea amar y ser amado. Arriesgando sus miedos para vencer junto a la felicidad y la razón.

Esas Mujeres se han ganado un espacio en mi corazón, en mi vida, pues cada vez que una Mujer Valiente pierde, pierde el Amor.

Ojalá hubiera mas mujeres como tu, y al mismo tiempo, ojalá no haya otra.

"You know you're my saving grace..."

domingo, 22 de febrero de 2009

All I Ask Of You...





La tristeza, la enorme tristeza y desazón que siento, el dolor de corazón herido que esta luminosa mañana ha vuelto a comprobar, indefenso y rajado por la pena impuesta por la risa, nocturna y burlesca de mi sentido común, ese que siempre convierte en realidades las certezas que ese pequeño musculito se niega a creer, a pesar de sentir vivas en cada latido; esa pena, me hace callar, enmudecer en el lamento desesperante de una persona que comprueba viviendo en sus carnes que es como se desea que sea, sin querer saberlo.

Las ilusiones de un hombre adulto son las mismas que las de cualquier otro, independientemente de lo que se sienta por el. Y resulta imposible ver que cuanto más se hace por crear un circulo, mas vértices ocultos hay en el triángulo.

Nada soy, y sin embargo, lo único que puedo ser, es menos aun, pues para eso si deseas que este. Para no estar.
No entiendo, no comprendo porque pasa, mi racionalidad tampoco lo entiende. Después de preguntarle a todas las partes pensantes de mi cuerpo y de mi alma, todas contestan al unísono... "no sabemos porqué...". No sé explicarme qué quiere decir que no quieras saber, pero si quieras no pasar de mi...

La felicidad se hace imposible, si la pena y la desilusión salen a escena en cada acto de nuestra representación, y son aclamadas por el público insolente, que en pie, solo desea que la Diva, repita su actuación. Y el actor, iluso, vuelva a cantar a dúo, la misma canción llena de sentimiento, de amor incondicional, de necesidad de sentirse querido por Ella, y solo por tratarse de el... rechazado.

Y ahora, de nuevo ahora, con el fuego de mis lágrimas criadas en la pena, ahogando mis mejillas... Y aquí, con el corazón roto otra vez más por la nueva decepción-ilusión vieja... Me refugio una vez mas, en la oscuridad del sótano de mi teatro, donde la representación de otro acto de la vida de un hombre que solo sabe recordar la luz que ilumina cada uno de sus buenos pasos, baja el telón momentáneamente, pues otra vez mas, no puedo mas.

Lo siento Corazón, lo siento de veras...


"... That's all I ask of you..."